header-area-background-wrapper
Menú
site-banner
center-left-menu

¿Cómo funciona?

1 min de video
center-right-menu

Crear una sociedad para la posesión de derechos de propiedad intelectual

Ya sea para el mantenimiento de patentes, marcas comerciales, derechos de autor u otras clases de propiedad intelectual, una sociedad offshore es una solución ideal. Una vez se ha creado la sociedad offshore para mantener derechos de propiedad intelectual, puede trabajar con una sociedad de grupo constituida como un licenciatario y radicada en una jurisdicción que disfrute de una fiscalidad más baja. Esta sociedad licenciataria entonces concedería sublicencias o franquiciaría los derechos de propiedad intelectual a empresas de todo el mundo. Si la configuración está bien estructurada, entonces pueden utilizarse tratados de doble imposición para reducir las retenciones a cuenta sobre pagos de royalties, asumiendo que el licenciatario no se encuentre en una jurisdicción que cargue impuestos a cuenta sobre royalties abonados en el extranjero.

SFM trabaja con las Mauricio, Chipre, Gibraltar, Malta y el Reino Unido, que son jurisdicciones óptimas para crear una sociedad de grupo que actúe como licenciataria de la sociedad offshore que mantiene los derechos de propiedad intelectual. Estas jurisdicciones tienen amplias redes de tratados de doble imposición, de modo que las sociedades constituidas en dichas jurisdicciones pueden disfrutar de unas retenciones a cuenta sobre royalties sustancialmente reducidas.

Por ejemplo, si una sociedad licenciataria está constituida en Chipre y Chipre tiene un tratado de doble imposición con el país desde el cual se pagan los royalties, la retención a cuenta sobre los royalties salientes puede reducirse hasta un rango entre el 0% y el 10%, en lugar del 25%. Las comisiones por royalties salientes que paga entonces la sociedad de grupo licenciataria a la sociedad offshore que posee los derechos de propiedad intelectual no están sujetas a retención a cuenta, y por lo tanto la fiscalidad en esta fase puede eliminarse completamente. Por ejemplo, los royalties pagados por una sociedad licenciataria de Mauricio no están sujetos a retención a cuenta en Mauricio, y una vez pagados a la sociedad offshore que posee los derechos de propiedad intelectual, los ingresos tampoco están sujetos a tributación, ya que las jurisdicciones offshore disfrutan de entornos libres de impuestos.

La confidencialidad —una preocupación primordial y comprensible para los titulares de derechos de propiedad intelectual— es una razón más para optar por la creación de una sociedad offshore. Muchas jurisdicciones offshore no tienen registros mercantiles públicos, por lo que garantizan la privacidad, mientras que la opción de nombrar un consejero y/o accionista representante que pueda actuar en nombre del beneficiario efectivo, y cuyo nombre aparezca en los documentos corporativos de la sociedad, es una ventaja adicional para muchos a quienes les preocupa la comunicación de sus datos personales.

SFM trabaja en 15 jurisdicciones distintas y ofrecemos a las empresas la posibilidad de constituir una sociedad offshore en tan sólo 24 horas, seguida de la apertura de una cuenta bancaria internacional en cuestión de días.

SFM puede gestionar por usted todos los procesos de constitución de la sociedad y apertura de cuentas bancarias de principio a fin. Ofrecemos un único lugar para todas sus necesidades de servicios corporativos y de apertura de cuentas bancarias. Para comenzar el proceso hoy mismo, cumplimente un formulario de solicitud online en el siguiente enlace: SOLICITAR AHORA

 

Incorpore su propia empresa