header-area-background-wrapper
Menú
site-banner
center-left-menu

¿Cómo funciona?

1 min de video
center-right-menu

Fundaciones de Interés Privado en Panamá

¿Qué son?

Una Fundación de Interés Privado en Panamá es una combinación de un testamento, un fideicomiso y una corporación. Es la estructura ideal para la protección de activos y la planificación testamentaria.

Partes involucradas:

  • El fundador o suscriptor, que debe ser provisto por el agente. El fundador no tiene control sobre la Fundación y sus asuntos, sólo es reconocido como la persona que presenta el Acta Constitucional.

  • Los Miembros del Consejo de Fundación (equivalente a la Junta Directiva de las empresas), como mínimo, un miembro corporativo o tres individuos (3), también es posible la combinación de los miembros corporativos e individuales. En cuanto a registros públicos, es posible obtener los candidatos a través del agente.

  • El cliente que solicita la constitución de la fundación.

  • Los beneficiarios designados en los reglamentos y, por lo tanto, no inscritos en el registro público.

  • El protector (no obligatorio), que puede ser una persona jurídica o física. Vela por que se logren los fines de la fundación. Sus funciones se pueden establecer libremente en el Acta Fundacional y en los reglamentos, así como en un documento privado.

Ventajas de las fundaciones en Panamá:

  • Protección de los activos, que no pueden ser objeto de ninguna medida cautelar. Los activos de la fundación están fuera del alcance de los acreedores.

  • No se requiere capital desembolsado. No es obligatorio presentar la declaración de la renta. Los libros fundacionales y de contabilidad pueden mantenerse en Panamá o en el extranjero. La gestión y el funcionamiento de la Fundación no está sujeta a la supervisión de ninguna autoridad gubernamental.

  • Planificación del patrimonio e instrumento testamentario. Las fundaciones se pueden utilizar para garantizar el bienestar financiero de los miembros de la familia de acuerdo con instrucciones explícitas, sin tener que pasar por largos y costosos trámites judiciales. Se trata de una alternativa ideal para los testamentos y fideicomisos. La Fundación de Panamá es un vehículo perfecto para la planificación patrimonial en la forma inter-vivos o mortis-causa, ya que se puede constituir en perpetuidad, siempre que se sigan cumpliendo los fines de la Fundación. De esta forma se pueden evitar conflictos hereditarios, así como las reglas de herencia forzosa.

  • En general, las fundaciones de interés privado no pueden desarrollar actividades comerciales como una empresa normal, pero pueden llevar a cabo actividades comerciales de forma esporádica para alcanzar los objetivos de su creación y obtener beneficios para sus beneficiarios.

  • La Fundación puede llevar a cabo actividades con fines científicos, filantrópicos, religiosos, humanitarios o educativos.

  • La Fundación puede poseer una cuenta bancaria, ya sea un vehículo de inversión para bienes raíces, acciones y bonos. Se pueden poseer barcos, aviones, obras de arte, objetos coleccionables u otros activos con instrucciones muy específicas sobre cómo se deben tratar dichos activos en circunstancias diferentes, muy personalizadas para satisfacer necesidades específicas. Se pueden asignar a la Fundación regalías, derechos de autor y marcas comerciales.

  • El Acta Fundacional puede disponer que cualquier litigio que surja en relación con la Fundación sea resuelto mediante arbitraje, evitando así el registro público de los litigios. Estas disposiciones también pueden incluir la ubicación y las normas del procedimiento a seguir en el arbitraje.

  • Ventajas fiscales: los actos de transferencia, transmisión o gravamen de los bienes de la Fundación estarán exentos de todo impuesto en virtud de la ley panameña, así como los actos de constitución, modificación o extinción de la Fundación. Los ingresos generados por los activos de la Fundación estarán exentos de impuestos, contribuciones, tasas o gravámenes de cualquier tipo.

  • Revocabilidad. Por lo general, la Fundación es irrevocable; no obstante, es posible revocar su constitución en determinadas circunstancias. La Fundación puede ser creada para que entre en vigor en una fecha determinada, en caso de que ocurra cierto evento o condición o en caso del fallecimiento del fundador.

El proceso de duración para la formación de una Fundación en Panamá es de 5-7* días.


Gastos de apertura – 4800 euros, que incluye:
  • Acta Fundacional
  • Certificado de Incorporación
  • Reglamentos
  • Designación del Protector
  • Poder Notarial
  • Cartas de renuncia sin fechar de los Miembros del Consejo.
  • Tasas gubernamentales del primer año
  • Candidatos o miembros individuales del consejo

Tasas de renovación – 2900 euros (incluidos los honorarios del agente residente, los candidatos o miembros individuales del consejo, tasas gubernamentales)

¿Tiene alguna otra pregunta? Póngase en contacto con nosotros enviando un mensaje a [email protected] o llamando por teléfono al +41 22 311 03 83.

* Bajo reserva del respecto de las exigencias de due diligence.